Reparación de golpes en autos

Cuando se trata de la reparación de una colisión de coche, se requiere un método organizado, especialmente cuando el daño es en un solo componente del vehículo.

Para ejecutar una reparación de daños, necesitarás:

  • En la zona de la abolladura, debes lijar el elemento dañado.
  • Aplica desengrasante para eliminar el polvo y la grasa, y luego limpia el exceso de desengrasante con una toalla limpia y seca.
  • Aplica el catalizador en la zona a trabajar y déjelo secar de 35 a 40 minutos, dependiendo de la temperatura.
  • Después, tienes que lijar con la técnica conocida como "tren de lijado" o "escala granulométrica", que dará como resultado un mejor acabado final.
  • Para eliminar cualquier residuo o impureza, utiliza el desengrasante una vez más.
  • Después, debes rellenar los posibles defectos con imprimación de relleno, asegurándote de aplicarla uniformemente y dejando que se seque entre capa y capa.
  • La imprimación para la masilla se lija.
  • A continuación, tienes que realizar una evaluación del color para obtener un color similar al original.
  • El color lo debes aplicar una vez que se ha conseguido el tono adecuado.
  • Finalmente, tienes que dejarlo el tiempo suficiente para que se seque el pulido, la cera y el abrillantado.

Cabe destacar que este método de reparación de golpes en los coches lo lleva a cabo un pintor de automóviles profesional, que le asegurará un resultado impecable para que tu coche quede como nuevo.